viernes, 22 de noviembre de 2019

¿Emprendimiento? Cómo conseguir capital para financiarlo

www.infoguia.com


Hacer o iniciar un emprendimiento que recibe inversión, no es para todo el mundo. La mayoría de los emprendimientos no están hechos para eso y es suficiente, al menos al principio, que comiencen con dinero proveniente de algún crédito, concurso, de los propios emprendedores o de los familiares y amigos. Sin embargo algunos proyectos, como los tecnológicos o aquellos que generan gran impacto a nivel global, requieren inversión para crecer más rápido y evitar morir en el intento.

En estos casos es importante contar con una “fórmula” aceleradora que les ayude a crecer y luego lograr mayores y mejores inversores. Para ello es conveniente definir, si es necesario, solicitar capital y decidir la fuente de financiación más apropiada.

Cada día son más los jóvenes y emprendedores que participan en rondas de inversiones para impulsar y fortalecer su crecimiento. Pero este camino de financiamiento no es sencillo, además requiere tiempo, paciencia y constancia. Para algunos emprendedores puede demorar de cuatro a seis meses participando en actividades como networking, presentaciones, rondas de shark tank y negociaciones.

Afortunadamente, cada vez son más la gente de negocios e inversores quienes al conocer un buen proyecto deciden aportar dinero y hasta su experiencia, para ayudarle a crecer de forma exitosa.

Conoce las principales fuentes de financiamiento para emprendedores

Hablar de emprendimiento está de moda, y pareciera que iniciar un negocio exitoso es muy fácil, pero la realidad no es así a pesar de escuchar sobre historias exitosas. Iniciar un negocio conlleva una gran responsabilidad, sobre todo porque existe una alta probabilidad de fracaso.

Si estás buscando recursos para tu proyecto de negocios, te compartimos algunas de las principales formas de financiamiento:

La primera vía de financiamiento se conoce como triple F, o en inglés Friends, Family and Fools. Esta consiste en pedirle dinero a gente que confía en ti y quiere apoyar tu proyecto, sobre todo porque es tu primer emprendimiento y no tienes un historial que te respalde para solicitar recursos a otros entes financieros. Los montos que aportan son muy pequeños, ya que no son inversionistas sofisticados y tampoco tienen experiencia en inversión. Por lo tanto este tipo de financiamiento suele ser muy poco para arrancar con buen pie, y pronto necesitarás buscar mayores inversionistas y aportes.

El crowdfunding o crowdinvestment son plataformas en las cuales, si tu proyecto es aceptado, puedes publicarlo y hacerle publicidad con la finalidad de captar personas que quieren invertir en tu idea. Las opciones se dividen en plataformas de deuda, inversión de capital, recompensas, que pueden ser servicios o productos, y hasta donaciones.

Los Business Angel, Ángeles inversores o capital semilla, son personas o grupos de personas que deciden invertir, en los primeros meses de vida de un emprendimiento o de una startup, a cambio de beneficios o una pequeña participación dentro de las mismas. Estos inversores son empresarios que cuentan con gran experiencia y pueden guiarte para hacer crecer tu negocio, aumentar la rentabilidad, y por supuesto, obtener ganancias ambas partes. 
Por otro lado, además de invertir dinero y experiencia, dedican tiempo a la empresa para ayudar a lograr las metas trazadas, e incluso ponen a disposición sus contactos quienes ayudan en el nuevo plan de negocio.



Si has oído hablar de Capital de riesgo o Venture Capital, es una inversión que se realiza en la fase de crecimiento del emprendimiento o startup con alto potencial de crecimiento y elevados niveles de riesgo, a cambio de un porcentaje de la empresa a largo plazo. Son muchas las empresas ahora exitosas, que en sus inicios recibieron aportes de estos inversores quienes creyeron en sus propuestas y en su potencial, ya que entienden el riesgo y gracias a su experiencia en inversión y negocios, saben dónde y cómo invertir sus recursos, con un margen más amplio para tu proyecto.

Toma en cuenta, y esto es muy importante, que las fuentes de financiamiento para tu emprendimiento son complementarias y no necesariamente debes quedarte con una, ya que cuando tu proyecto de negocio comienza a crecer, una combinación de financiamiento de diversas fuentes es lo mejor y más práctico.

Aunque las fuentes de financiamiento pueden ser diversas, tales como préstamos de amigos y familiares, fondos gubernamentales, Ángeles inversionistas, Capital de riesgo, Crowdfunding, préstamos bancarios e incluso personas que acepten acciones a cambio de salario, son opciones disponibles que puedes estudiar. Sin embargo, recuerda que la mejor fuente de financiamiento de tu emprendimiento o empresa son las ventas, pues permiten mejorar los flujos de efectivo, aumentar la rentabilidad y la permanencia en el tiempo. 

Para aumentar las ventas, solicita la ayuda de expertos en Marketing y publicidad. Contacta a Infoguia quienes te asesorarán en las diversas y novedosas formas de hacer llegar tu producto, marca o servicio a más personas y a aumentar las ventas en el menor tiempo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario