martes, 9 de octubre de 2018

Bruno Manara y su gran legado ambientalista para Venezuela

Aunque nació en Verona, Italia, en el año 1.939, el maestro Bruno Manara llegó a nuestro país a mediados de los años 50’s para entregar su vida, alma y carrera a la formación escolar y a la botánica de Venezuela.

Graduado en Literatura y Castellano del Instituto Pedagógico de Caracas, en Letras por la Universidad Central de Venezuela, dio clases de griego bíblico y latín en la Facultad de Filosofía y Teología de la Universidad Católica Andrés Bello, impartió cursos de latín para botánicos y biólogos de la Fundación Instituto Botánico de Venezuela, como en la Facultad de Agronomía de la UCV, en Maracay, instituciones en donde asesoró a varios taxónomos en la realización de las descripciones en latín en las publicaciones de diversas especies de plantas nuevas para la Ciencia.

Publicó libros y formó a estudiantes de bachillerato de varias escuelas con sus magistrales clases de dibujo técnico.
Bruno Manara conoció, recorrió, fotografió los caminos del Parque Nacional El Ávila (Waraira Repano), dedicando a esta amada montaña gran parte de sus dibujos de plantas, aves y mariposas; así como también ilustró libros sobre los parques Macagua, Morrocoy y La Llovizna. En Ciudad Bolívar, trabajó junto a un equipo de botánicos en nueve volúmenes en inglés sobre la vida vegetal de la región titulada Flora of the Venezuela-Guayana.

Entre sus publicaciones está la saga de cuatro partes El Ávila- Un museo viviente (2014), Quebrada Chacaíto (2012), Guía ilustrada del Jardín Botánico de Caracas (1995), Paria – En el tiempo y en el corazón (1996), Los siete mares, Compendio de gramática latina y griega para uso taxonómico, entre otros.

En unos de los muchos reconocimientos que se le hicieron al Profesor Bruno, Sven Nehlin (+) reseñó lo siguiente: “Bruno Manara emprendió su oficio de dibujante de la naturaleza viva en los años 60, en el Jardín Botánico de Caracas-UCV. El primer encargo que recibió fue ilustrar la Flora del Ávila, y con una cámara prestada complementó los dibujos que le había asignado el Dr. Julián Steyermark en conjunto con Otto Huber, trabajo que salió publicado en el año 1978”.

Bruno Manara los dejó físicamente el pasado 4 de septiembre, ganador de premios nacionales e internacionales, nos dejó su importante labor en la difusión científica de la naturaleza por medio de sus obras, que incluyen catálogos fotográficos, ilustraciones científicas e investigaciones, entre otros. ¡Gracias maestro!



No hay comentarios:

Publicar un comentario