viernes, 6 de abril de 2018

Ser DJ: Una excelente idea de emprendimiento

Un “DJ” es la persona encargada de musicalizar una celebración o evento, a través de la mezcla de diversas piezas musicales, contribuyendo de esta manera a crear un ambiente de alegría y euforia entre los asistentes al festejo.
Curiosamente, las iniciales DJ provienen de la conjunción de dos palabras de origen anglosajón; la D de “Disc” (disco) y la J de “Jockey” (montador) o “montador de discos”. Esta asociación se debe a los inicios de esta profesión, ya que antes de la invención de los formatos digitales como el CD y el MP3, se usaban los discos de vinil que se colocan o “montan” sobre un tocadiscos.
Hoy en día los DJ’s más famosos continúan utilizando los discos de vinil o acetato, sin embargo, el avance de la tecnología se ha encargado de popularizar el uso de reproductores de CD e incluso, 
ya existen en el mercado, "players" o equipos que poseen la suficiente capacidad de memoria interna que les permite almacenar cientos de canciones en formato MP3 o WAV.

Algunos DJ’s que se inician en este ámbito, optan por mezclar desde la computadora. Esto significa que con el pasar de los años, el CD también será dejado de lado y se trabajará exclusivamente con música almacenada digitalmente.

Haciendo un breve recuento sobre la evolución de esta interesante profesión, encontramos que los primeros DJ’s eran los “disc jockeys” de radio, quienes se encargaban de colocar la música que caracterizaba a la emisora o estación de radio para la cual trabajaban. Generalmente, el disc jockey de radio desarrollaba paralelamente su talento como locutor, para presentar a los radioescuchas, los temas que iba colocando al aire.

En las décadas de los 60 y 70 los clubes o discotecas tomaron gran auge a nivel mundial y los encargados de amenizar las fiestas en estos sitios de diversión eran DJ’s contratados con horarios específicos. Ello no impedía que estos DJ´s trabajaran de forma independiente para otras empresas o fiestas particulares. Este tipo de DJ es el que vemos colocando música en festivales al aire libre, estadios y grandes locaciones para el disfrute masivo de su música.

En los años 80, con el “boom” de las discotecas móviles o “minitecas”, se hicieron populares los DJ´s y aún en la actualidad, son los encargados de musicalizar fiestas familiares, eventos empresariales, deportivos y sociales, alternando el oficio de colocar piezas musicales con la locución y animación.

Cuando el DJ pasa al nivel de crear su propia música, se convierte en un DJ-productor y aunque es una parte del negocio mucho más rentable, no es sencillo llegar a serlo pues, hay que contar con talento e inspiración para crear temas de alta factura para que se hagan populares en el gusto de las grandes audiencias.

Si te gusta la música y encuentras en la profesión de DJ, una actividad más allá que un simple hobbie con la que además, puedes abrirte paso como emprendedor, puedes buscar en internet, sitios o academias donde dictan cursos y talleres básicos sobre los equipos que se necesitan para “mezclar” y al menos tener al ABC de este atractivo oficio.

Si a esta preparación, le sumas la práctica en casa, ello te permitirá convertirte a la vuelta de pocos meses, en el alma de las fiestas, con las mezclas de géneros musicales que a todos agrada. ¡Prepárate! Porque muchos te llamarán para amenizar fiestas, eventos y celebraciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario