martes, 13 de marzo de 2018

Ver el fracaso desde una nueva perspectiva ¡te acercará al éxito!

“He perdido más de nueve mil oportunidades en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. Me han confiado veintiséis veces el tiro ganador y he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y por eso he tenido éxito" - Michael Jordan, ex basquetbolista.

Esta cita de una de las más célebres estrellas de la NBA de todos los tiempos, encierra una gran verdad. Es muy probable que conozcas a muchas personas en esta dinámica y agitada carrera del emprendimiento empresarial y de negocios, que se dan por vencido tras los primeros intentos fallidos.

Pues ese suele ser un error que caracteriza a muchos, no solo en lo concerniente con el emprendimiento, sino en general, para el resto de los aspectos de la vida. Es poco probable que logremos ser personas infalibles, que jamás cometamos errores o que nunca lleguemos a experimentar un fracaso; en realidad, este es un escenario prácticamente imposible en tanto que, en las distintas situaciones que nos atañen día a día, intervienen muchos elementos, variables, factores externos, los cuales no podemos controlar en su totalidad.

Pero lo que si podemos controlar, es el enfoque que le damos a un traspiés, a un fracaso. La idea es aprender a darle otra lectura a los errores, es decir, visualizar el fracaso desde una perspectiva distinta a la que estamos habituados, una interpretación diferente.

Muchos optan por frustrarse o molestarse consigo mismos por cometer un error, otros experimentan problemas de auto estima, objetándose el por qué fallaron, asociando esta experiencia como algo negativo, auto calificándose como incapaces. Interpretan el fracaso como una situación de minusvalía respecto a los demás, como un rasgo que caracteriza solo a los seres débiles o mediocres.

Pero la verdadera esencia no está en el hecho de fallar o no fallar, la esencia está en darlo todo y aceptar que una opción tan válida como el tener éxito es errar. Fallar en un momento determinado en tu proyecto empresarial o de negocios, forma parte de la vida y afrontarlo de esta manera, te proporcionará paz y serenidad.

El hecho de pensar que equivocarse no es una opción, distraerá tu concentración y si eso ocurre, perderás energía al conectarte con pensamientos y emociones que te desestabilizan. Lo verdaderamente relevante es no dejar de  intentarlo por la idea absurda de que el desacierto es el rasgo de los incapaces; por el contrario, aceptar el fracaso, te acercará al éxito.

Independientemente de la actividad a la cual te dediques a lo largo de tu existencia, ten siempre presente que el único fracaso que existe, es darte por vencido y dejar de intentarlo hasta lograr tu objetivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario