martes, 20 de marzo de 2018

Primeros pasos para consolidar tu emprendimiento: definir la identidad empresarial

Si en los actuales momentos estás dando los primeros pasos para independizarte y darle forma a tu propio proyecto de negocios, es importante que tengas claro que una de las tareas que debes ejecutar, es consolidar la identidad empresarial o en otras palabras, la imagen visual de tu empresa.

Por lo general, cuando se hace referencia a la identidad empresarial, el común de las personas piensa de manera automática en el logotipo de la empresa. Ciertamente, no es del todo desacertada esta referencia, en virtud de que el logotipo forma parte de la identidad visual, pero a este elemento se agregan otros que lo complementan.

Bien sea que encargues el desarrollo del concepto de identidad visual a una agencia de publicidad, un estudio de diseño o a un profesional del diseño gráfico, es conveniente que manejes los conceptos básicos y de esta manera puedas estar claro a la hora de comunicar tus ideas a la persona o instancia que lo va a desarrollar, para que el trabajo esté a la altura de tus requerimientos.
 
Como mencionábamos, muchos asocian al logotipo con la imagen global de una empresa, en realidad, es solo un elemento de dicha imagen por cuanto el logotipo o “logo” como también se le conoce, está relacionado con la representación verbal de una o varias palabras mediante signos tipográficos, por tanto, no hace referencia ni al icono ni al gráfico, solo a las palabras, a la tipografía.  

Por su parte, el “isotipo”, -expresión menos conocida en la cotidianidad- está centrado en el aspecto icónico o más reconocible de la disposición espacial del diseño de una marca, bien sea comercial, corporativa, institucional o personal.

En el ámbito corporativo, el isotipo o símbolo se fundamenta en la imagen o conjugación visual de los valores, carácter y principios de dicha empresa. Por esta razón, el diseño del isotipo es todo un desafío y requiere de una profunda investigación sobre la empresa, su visión y misión, además de creatividad y capacidad de síntesis, para lograr con los mínimos elementos, la representación de la empresa de forma visual.

Finalmente, tenemos el término “imagotipo” el cual está representado por la suma de la parte tipográfica e icónica en una imagen de marca, dicho en otras palabras, a la integración del logotipo y el isotipo. Por lo general, el icono se ubica arriba y el texto debajo o el icono a la izquierda y el texto a la derecha. Es variable en cada caso y precisamente al estar independientes cada uno de los elementos, tienen mucha mayor libertad para formar diversas composiciones.

El “isologo” es otra alternativa para la representación gráfica de una marca o producto, que conjuga el logotipo con el isotipo, pero a diferencia del imagotipo donde se presenta el texto y el icono de manera independiente, el isologo conjuga ambos elementos de forma tal que no se pueden separar. El texto está dentro de la imagen o la imagen dentro del texto.

Encuentra los diseñadores gráficos profesionales y las agencias de publicidad en Infoguia.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario