viernes, 2 de febrero de 2018

Hot Wheels, una apasionante historia de emprendimiento

Hot Wheels es el nombre de la marca de carritos a escala de la empresa estadounidense de juguetes Mattel. Introducida en el año 1968, destaca por sus llamativos diseños y detalles en los autos producidos, así como las altas velocidades que alcanzan en las pistas. A continuación te presentamos algunas curiosidades que rodearon el nacimiento de los famosos carritos y que, de alguna manera, explican su éxito comercial sostenido en el tiempo.

Mientras Hot Wheels avanzaba en la intención de crear una línea de automóviles a escala, altamente detallados y bien terminados, los ejecutivos de Mattel decidían entre dos nombres propuestos: Hot-Rod y Big Wheels. La decisión fue salomónica y el nombre elegido fue una mezcla de ambos: Hot Wheels.
Antes del lanzamiento de Hot Wheels los autos de juguete consistían en reproducciones muy básicas de autos con una imagen genérica. Sus formas y colores no eran fidedignas a un auto de verdad y eran pocos atractivos para el consumidor.

Por el contrario, la atractiva exactitud de los Hot Wheels, era tan importante para Mattel, -empresa creada en 1945, por Elliot Handler y Harold Mattson- que entre su equipo creativo se encontraba Harry Bradley, quien había trabajado como diseñador de General Motors.

Los primeros autos de juguete de la marca Hot Wheels se distinguían entre la competencia porque su acabado era muy elaborado, los detalles eran en extremo bien cuidados y algo muy importante, eran más veloces que cualquier otro auto de juguete.

En poco tiempo, los pequeños carritos se convirtieron en un éxito en ventas dentro del mercado de juguetes, tanto que generaron una gran legión de coleccionistas. Rápidamente, Mattel advirtió las posibilidades comerciales de la línea que había creado y organizó la producción de sus autos, primero por series (1968 a 1972), Temas (1973 a 1989), Collectors Numbers (1989 a 1994) y actualmente en Segmentos, Primeras Ediciones y Treasure Hunts.

Tal es la popularidad e influencia de estos carritos, que han sido llevados al mundo real, modelos específicos de sus ediciones. Por ejemplo General Motors ha lanzado versiones Hot Wheels de sus vehículos de producción como el Chevrolet Camaro.

Ahora bien, la principal función de estos autos es el coleccionismo. De allí que un gran número de seguidores de la marca sean personas adultas. Cada año salen a la venta miles de autos, tanto los “first edition”, los cuales son completamente nuevos y los demás que ya han aparecido en años anteriores, pero que se renuevan con colores o estampados diferentes, respecto a los que tenían el año anterior.

Además de las réplicas de autos reales como el Camaro, Corvette, Lamborghini, Ferrari o Dodge, son muy cotizados por los coleccionistas, las réplicas de autos de películas y series de televisión como Rápidos y Furiosos, Los Cazafantasmas y series de TV como El Auto Fantástico, los Magníficos y qué decir del popular “Batimóvil” de la clásica serie de los años 60 y sus secuelas en versión de películas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario