miércoles, 31 de enero de 2018

Para tus empleados, el tiempo… ¡También es oro!

En numerosos análisis sobre el ambiente laboral y las medidas destinadas a estimular la productividad y capacidad de iniciativa de nuestro recurso humano, nunca deja de estar presente el tema de los incentivos y si, ciertamente, es común pensar en la clásica idea de un incremento salarial cuando se habla de motivar a los empleados, pero… ¿Qué hay si tu empresa no está en la posibilidad de asumir un aumento en la remuneración?

La respuesta está en darle una vuelta al problema y encontrar una solución basándonos en un refrán muy empleado en nuestra cultura popular: "el tiempo es oro". Quizá tu empresa no pueda asumir un aumento de sueldo generalizado, pero podrías contemplar la posibilidad de utilizar ese valioso “comodín” llamado tiempo, para motivar a su valioso equipo humano; para lograrlo, te damos las siguientes ideas…

Flexibiliza el horario de trabajo
En cuanto a la entrada a la empresa, podrías fijar la hora de 7 a 8 de la mañana, con lapsos para el almuerzo de 1 o 2 horas a elegir y salida de las instalaciones entre las 4 y las 5 de la tarde. Esta flexibilidad horaria voluntaria permitirá a tus empleados evitar congestionamientos en el tráfico a las “horas pico”, permitiéndoles  contar con más tiempo para llevar o recoger a sus hijos al colegio, comer en la oficina o ir a almorzar a casa.

Son pequeñas variaciones en el horario laboral que incrementarán considerablemente la calidad de vida de tu equipo humano consiguiendo que esté más descansado, menos estresado por el reloj y, por supuesto, más motivado para aprovechar al máximo su jornada laboral.

Después de un gran esfuerzo, tiempo libre como premio
En todas las empresas existen jornadas laborales que se alargan para atender pedidos urgentes, resolver la solicitud de un cliente en particular o entregar un proyecto importante en tiempo record. Los empleados que respondan a esos picos de actividad extra, bien se merecen una contraprestación por su esfuerzo y productividad que perfectamente puede consistir en días adicionales de vacaciones, tardes libres, reducción de su jornada en las épocas de menor actividad, entre otras propuestas.
Utilizar estos incentivos fuera de lo económico es, sin duda, una idea útil para mejorar la productividad de tu valioso equipo humano. Seguramente, tienes otras ideas en mente para estimular la productividad e iniciativa de tus trabajadores. No hay tiempo que perder, ponlas en práctica.

Encuentra cursos de preparación de personal, actividades extraordinarias, dinámicas, asesores y más en Infoguia.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario