lunes, 29 de enero de 2018

Juguetes cibernéticos se orientan hacia “la nube”

Más que un boom o una simple moda, el uso de la tecnología basada en el uso del internet en un ambiente 2.0, nació para quedarse, crecer y expandirse. Tanto así que los denominados millennials, esos jóvenes que han crecido bajo la luz de los adelantos de la electrónica y las telecomunicaciones, no conciben sus vidas sin el acceso a la red, los teléfonos inteligentes y el uso de las redes sociales.

Pero ¿cuán ambicioso es este uso de los adelantos tecnológicos? ¿Se remite solo al trabajo o a la vida académica? Pues la respuesta dista mucho de ser afirmativa, ya que los jóvenes y niños de hoy en día, basan también su entretenimiento en el uso de estos dispositivos, la conexión a internet y específicamente, el uso de las redes sociales.

Ya los otrora juguetes tradicionales como la pelota, el trompo y la perinola, han quedado en el pasado cual elementos de museo y si bien no han desaparecido del todo, su uso ha quedado bastante limitado.

Este tema es visto con preocupación por muchos padres, docentes y sicólogos, pero es vislumbrado de manera diametralmente opuesta por los fabricantes y comerciantes de estos dispositivos y de juegos electrónicos, quienes ven en los jóvenes y niños, un atractivo nicho de mercado.

Es así como, paulatinamente, la industria fue incluyendo el área de la robótica en los juguetes, fue avanzando hacia el gran reto de combinar las diferentes tecnologías con los juguetes tradicionales para seguir brindando posibilidades de juego activo, creativo y estimulante para los sentidos de los niños en armonía con las distintas etapas de su desarrollo.

Lo que se viene… “la nube”

Y si de innovación tecnológica hablamos, la nube ya ha demostrado ser un aliado muy poderoso para crear nuevas experiencias de juego y en los próximos años seremos testigos de una auténtica revolución en este ámbito.

Muñecos con la apariencia de siempre pero con un procesador en su interior para hacer más enriquecedor el tiempo de juego se conectarán a la nube.

Un ejemplo de ello ha sido desarrollado por la empresa Mattel, cuya inmensa variedad de juguetes en su portfolio no ha logrado destronar a Barbie como uno de sus principales íconos. La eterna muñeca que ha acaparado la preferencia de las niñas por décadas, ahora, es también una punta de lanza en tecnología.

La próxima Barbie hablará; pero más allá de una serie de frases pre-grabadas, escuchará a los niños y será capaz de dar respuestas inteligentes, gracias a la nube y la conectividad en todo tipo de dispositivos, incluyendo Internet.

Ahora, los niños podrán tener conversaciones reales con sus juguetes. Por supuesto, en primera instancia tendrán limitaciones, pero definitivamente será el inicio de una comunicación y una forma de jugar más interactiva. Pero eso sí, se debe cuidar la privacidad y que lo que se diga, quede entre el niño y el juguete.

La tecnología por la tecnología no sirve si no se aplica de manera adecuada. Estos juguetes demuestran que pueden integrarla con acierto, pero ahora deben asegurarse de que toda la información que recogen y va a la nube, se haga de forma segura y anónima.

Hay que ver este producto como una tendencia. Poder hablar y aprovechar el potencial de la nube para crear nuevas formas de jugar es atractivo, pero ello no es más que la punta del iceberg de lo que veremos en los próximos años.

Encuentras las empresas de tecnología en Infoguia.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario