jueves, 9 de noviembre de 2017

El logotipo habla por tu empresa

Dicen que una imagen dice más que mil palabras y hasta cierto punto es cierto. En el mundo actual, donde impera la inmediatez de la información y la difusión de mensajes a través de los medios de comunicación tradicionales se ve arropado por el poder del internet y las redes sociales, la información y sobre todo, la imagen, fluyen con una velocidad vertiginosa, haciendo que esta realidad sea aún más evidente.

En el mundo del emprendimiento, la publicidad es uno de los temas claves y neurálgicos pues, los mensajes deben diseñarse de manera acertada con el objetivo de llegar al target deseado; de esta manera, forma y fondo deben confluir en la misma dirección.

Un clásico ejemplo es el logotipo. Si estás en la etapa inicial de la conceptualización de la imagen de tu negocio o empresa, debes pensar en un logotipo que, de manera sencilla condense su esencia.

El logotipo contribuye en gran medida a establecer la empatía con los usuarios de tu servicio o los clientes potenciales con el carácter de tu empresa, tan cierto es, que ya en la época clásica, podemos encontrar antecedentes del uso de logotipos con las monedas utilizadas por griegos y romanos, en las cuales éstos representaban a gobernantes o ciudades.

Revisando brevemente la historia, tenemos que el logotipo tal como lo conocemos en la actualidad surgió en Europa y los Estados Unidos, con la Revolución Industrial, a partir de mediados del siglo XVIII, época en la cual, la economía capitalista se encontraba en pleno desarrollo.

Con la Revolución Industrial la fabricación artesanal evolucionó hacia la producción en serie, gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías. El volumen de artículos producidos creció vertiginosamente y éstos comenzaron a comercializarse a gran escala. Fue en ese momento que surgió el logotipo con el objetivo de diferenciar los productos similares dentro de la misma área comercial.

Dado que durante los siglos XVIII y XIX la mayoría de las personas eran analfabetas, fue necesario utilizar logotipos que incluyeran imágenes o emblemas en los envases y paquetes, para que el consumidor lograra distinguirlos. Posteriormente, los productores empezaron a incluir el nombre de la empresa junto con el ícono, con una tipografía distintiva.

En la sociedad de consumo actual los logos se han convertido en piezas fundamentales tanto para las empresas como para los clientes. La diversidad de productos y servicios en el mercado es inmensa y debido a los grandes niveles de competencia, es imprescindible para las compañías tener un logo distintivo, que se destaque por encima de las demás.

Es por esta razón que, tal y como lo afirmamos al inicio, en nuestros días, el diseño de logotipos es una necesidad imprescindible para las empresas y anunciantes; aún más con el surgimiento de la era digital de la comunicación e información, donde el uso de la imagen tiene una gran presencia y posicionamiento.
Así que, no dejes al azar el diseño de tu logotipo, coloca esta misión en manos expertas en diseño y comunicación corporativa, para que los resultados estén en sintonía con lo que quieres lograr con tu nuevo emprendimiento.

Si necesitas diseño gráfico profesional para tu empresa, encuéntralo en Infoguia.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario