domingo, 24 de agosto de 2014

¿Cómo identificar una posible estafa telefónica?

Lamentablemente, la proliferación de estafas vía telefónica es una realidad, para evitarlas, su mayor defensa es la prevención por medio de la información acerca de las formas de operar de las inteligentes redes organizadas de delincuencia.

Pedimos a las personas que han sido víctimas y a expertos en seguridad que nos relaten su experiencia y así poder compartir con ustedes, lo que concluimos.

Una llamada telefónica con finalidad de estafa tendrá las siguientes características:
- Es más frecuente desde un número móvil celular, o pueden iniciarse con un SMS, mensaje de texto que le pide que sea usted quien devuelva la llamada a ese número.
- Pueden conocer de antemano algún dato suyo, de familiar, amigo o de su empresa.
Buscan personas jóvenes en los hogares para que den datos de sus padres o aquellas de menos experiencia en las empresas como recepcionistas, para que suministren datos de los dueños o altos gerentes.
- La realiza una persona calmada y amable, a excepción de pocos casos como una simulación de secuestro.
- Le pueden pedir muy sutilmente y con un pretexto que parece real, dar datos personales, información de dirección, teléfono, cédula, nombre de familiar, correo, tarjetas de crédito o débito.

- Las personas que llaman asumen una función falsa como la de ser:
1.   Amigo, conocido, ex empleado, pueden usurpar una identidad si conocen la cercanía con usted.
2.     Amigo de un amigo en problemas de deuda, legales, apuestas, etc., que le dirá que su amigo necesita dinero suyo para salir de ello.
3.   Un operador de grúa que levantó un accidente, un enfermero o personal de clínica que necesita que usted pague por un familiar o amigo que tuvo un accidente o ahora no puede hablar.
4.       Un policía o fiscal que le dice que su familiar o amigo está metido en un problema y usted debe pagar por una fianza, multa o abogado.
5.   Una empresa aduanera, funcionario de aduanas, Seniat u otros que le ofrecen mercancía en remate, a precios muy atractivos o mucho más bajos que en el mercado formal.
6.       Son personal de un colegio o lugar que frecuentan sus hijos y debe pagar una cuota extra.
7.    Una empresa que le dice que usted ha ganado un premio, pero debe pagar algo como un pasaje, una inicial o una tarifa de mensajería para que se lo manden.
8.       Una fundación de caridad, venta de seguros que le piden pago inmediato.  
9.   El más terrible, secuestrador, que le dice que usted debe pagar por un familiar o amigo secuestrado.


-          Ahora se preguntará cómo saber si es real o no, y la única manera de saberlo es pedir:
1.       Que le confirmen la oferta o el premio mediante un correo electrónico con una propuesta formal, fotografías del producto, Registro Mercantil, RIF.  No significa que no puedan falsificar los documentos, pero es un paso más que lo hace a usted menos atractivo como víctima.
2.  Que le confirmen la identidad de enfermero, policía, fiscal, personal, con un carnet de identificación escaneado vía correo electrónico.
3.    Si le dicen que el pago debe ser inmediato por transferencia, cheque conformable que irá a buscar un mensajero, que es ahora o caduca la oferta, suele ser falso.
4.       Si le dicen que deben pasar buscando un cheque antes de 24 horas, también suele ser falso.
5.       Pedir un número fijo local a donde devolver la llamada después de analizar la oferta.
6.       Llamar a ese amigo, familiar o conocido para confirmar el problema.
7.     Ante un dato falso que agarren durante la conversación, colgar el teléfono y advertir a todo el grupo familiar o personal de la empresa que suele atender el teléfono.

El conocimiento sobre posibles situaciones es la mejor defensa. Pase ésta información a todo su personal y familia, para que sepa cómo reaccionar ante una llamada sospechosa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario