jueves, 14 de junio de 2012

6 básicos que no puedes olvidar a la hora de atender un cliente.


Cuando hay infinidad de herramientas para controles de pauta, control de clientes, atención en línea e incluso garantía de retorno de inversión, es igual de importante no perder los conceptos básicos de una relación para atender a un cliente.

El contacto humano: Por más automatizados que estemos, conversar cara a cara y por teléfono con nuestro cliente afianza la relación, poder escuchar de su boca y a través de sus gestos los resultados obtenidos de nuestras gestiones, enriquecerá la relación comercial.

La educación: Por más amigo nuestro que sea un cliente, hay que tratarlo con respeto, los buenos días, gracias, por favor, disculpe cuando la ocasión lo amerite son necesarios en cualquier tipo de relación, evitar caer en los adjetivos como amiguito, amor, mamita, le dirá a nuestro cliente que además de apreciarlo, lo respetamos.

La asesoría: Aunque nuestro cliente ya conozca nuestra seriedad y tenga confianza en nuestro producto o servicio, no podemos olvidar que él es único, así que estudiar sus productos, sus servicios, a sus consumidores, sus ventajas competitivas, conocer sus movimientos de mercado, su alcance, etc. así como estudiar lo que está consumiendo con nosotros, cómo ello se adapta a sus objetivos y cómo mejorarlo en acción, con frecuencia, para poder asesorarlo es fundamental.

La disposición: Cuando nuestro cliente haga contacto para expresarnos una inquietud, para solicitar una reunión, aunque no se pueda inmediatamente, debemos ser receptivos, él debe sentir que estamos muy dispuestos a llevar a cabo el encuentro por la vía disponible y lo antes posible.

La sonrisa: Nada más agradable a la hora de una conversación que una sonrisa, la sonrisa aplaca malestares y afianza cualquier relación.

El buen humor: El buen humor con inteligencia, aquel que nos sale con naturalidad, que es propio de la personalidad, no vale hacernos el gracioso sin ánimo o contar chistes pasados de tono ante una situación que no lo amerita.

Para nosotros estos factores son básicos no solo para una relación comercial, sino para cualquier relación humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada